Translate

Buscar este blog

miércoles, 26 de enero de 2011

Los Avatar de Nyarlathotep (1ª Parte)

El articulo de a continuación fue extraído de Enciclopedia de los Mitos de Cthulhu, escrita por Daniel Harms, publicado por La Factoría de Ideas, 2005.

El termino Avatar viene de las creencias hinduistas, al cual se refiere en grandes rasgos a una encarnación de una deidad (Dioses exteriores, Primigenios, Dioses Arquetípicos, etc) un el plano físico. Este fenómeno esta ampliamente documentado entre las distintas deidades de los mitos, citando como a Cthulhu y sus avatares, B´moth o Behemoth y Chorazin, o Yog-Sothoth y sus encarnaciones, Aforgomon y Tawil at´Umr, pero ninguno de estos dioses es tan representativo de este extraño fenómeno como lo es Nyarlathotep. Ya que a él se le atribuye la existencia de 999 avatares registrados, al menos uno (el Hombre de Negro) de apariencia humana. Los Avatares por lo general están limitados a un tamaño y forma específica, siendo su poder menor comparado al dios que representa aunque su apariencia puede ser más horrendas de contemplar.
A continuación detalláramos algunos de los distintos avatares de Nyarlathotep.


Dios de la Lengua Sangrientas (Kenia)
Para los rituales de la secta de la Lengua Sangrienta, Nyarlathotep adopta la forma de un enorme monstruo con un largo tentáculo carmesí donde debería estar la cara. Este culto está formado principalmente por nativos, y su núcleo es la Montaña del Viento Negro. Es posible que este avatar también sirviera de inspiración para K´awil, un importante dios maya. Esta forma también es conocida como el que Aúlla en la Oscuridad.


El Hombre Negro (Inglaterra)
Se trata de un hombre con la piel negra como el azabache y con pezuñas en vez de pies. Fueron los cruzados los que trajeron a Europa la adoración a Nyarlathotep bajo esta forma (se dice que con el nombre de Baphomet) y sus descendientes iniciaron los cultos de brujas europeas en los que el Hombre Negro jugaba un papel crucial en sus ritos.


El Mensajero de los Primordiales.
Este avatar se parece a una enorme masa negra que se mueve por el cielo, lanzando continuamente serpientes con las que avanza en el aire (generalmente se le atribuye a el la gran mayoría de “lluvias extrañas”, desde serpientes, ranas, sangre o carne, caída del cielo). Este mensajero solo aparece en sucesos extremadamente importantes, como el resurgimiento de R´lyeh a la superficie o la llegada de un dios a nuestro mundo.