Translate

Buscar este blog

domingo, 25 de septiembre de 2011

Los Avatars de Nyarlathotep (6ª Parte)


El articulo de a continuación fue extraído de Enciclopedia de los Mitos de Cthulhu, escrita por Daniel Harms, publicado por La Factoría de Ideas, 2005.

Articulo Anterior: Los Avatar de Nyarlathotep (5ª Parte)





El Ojo que todo lo ve (Todo el mundo)
Se representa a este dios exterior como, un ojo mirando generalmente hacia abajo, puede estar representado en un triangulo como en el billete de un dólar. Es usado generalmente como símbolo de los masones y egipcios.


Demonio Negro.
No se conoce ninguna adoración a esta forma. Se trata de un monstruo de hocico y pelaje negro que teme a la luz (aunque no le causa daño). En las N’gral Khul, una serie de tablillas en aklo, se puede encontrar la fórmula para invocarlo; el invocador puede controlar a esta criatura mediante ciertos talismanes, aunque corre el riesgo de ser atacado. El Demonio Negro se parece mucho en su aspecto al Demonio Oscuro, pero es menos inteligente que el otro avatar.



Portador de las Plagas (Egipto)
Adorado durante la Duodécima Dinastía egipcia, esta manifestación solo  puede describirse como una nube  de enormes  langostas sobrenaturales y destructoras. No se conoce ningún culto moderno.



Barón Samedi (Caribe)
Este avatar de Nyarlathotep tiene la apariencia de un hombre negro con tatuajes de esqueleto por todo el cuerpo, lleva un taparrabos blanco y una chistera del mismo color. Esta forma es adorada por los cultos del Vudú en el Caribe, también por los nigromantes creadores de zombies.


Ahtu (Congo)
Nyarlathotep aparece bajo esta forma como un enorme montículo de materia viscosa de cuya masa central emergen varios tentáculos dorados. Los adoradores de Ahtu suelen ser nativos deformados o mutilados, aunque algunos europeos con minusvalía similares también han logrado entrar en el culto. De hecho, esta secta fue inicialmente una organización revolucionaria opuesta a los dominadores belgas. El culto invoca a Ahtu mediante un brazalete dorado que suele estar separado en dos partes, para evitar invocarlo de manera accidental. Algunos han sugerido que puede existir un vínculo entre Ahtu y el dios camboyano Angka.

Proximo Articulo:  Los Avatars de Nyarlathotep (7ª Parte)